Turbocompresor de doble entrada y de geometría variable

Aumentar el llenado de los cilindros del motor en admisión es un objetivo prioritario para lograr mejores prestaciones. A esta ventaja se han de añadir reducir consumo y contaminación. Para conjugar esos tres aspectos la sobrealimentación es una buena solución y se implanta asiduamente en el motor térmico. La sobrealimentación se puede lograr genéricamente con el compresor volumétrico arrastrado por el motor, o con el turbocompresor accionado por los gases de escape. Esta última es la tecnología de sobrealimentación más utilizada, la única en diésel y la más frecuente en gasolina. Para que la implantación del turbocompresor en el motor… Sigue leyendo

Motor “cam less”

El motor térmico de gasolina ganó la partida en los inicios del automóvil a la propulsión eléctrica con baterías. Después ha habido varios intentos de retomar protagonismo el eléctrico coincidiendo con las crisis del petróleo, pero de momento no  ha  logrado hacerse un sitio como automóvil para todo tipo de uso (2015). Mientras el motor térmico ha ido evolucionando para ir superando las sucesivas normas anticontaminación cada vez más severas. En este artículo vamos a ver, tomando la curva de par como referencia de respuesta del motor, que ofrecen diferentes tecnologías de propulsión; eléctrica con baterías y con pila de combustible… Sigue leyendo

Colector de admisión variable

El rendimiento de un motor de explosión, equilibrio entre prestaciones y consumo/contaminación, depende de muchos factores. Uno de los principales objetivos para mejorar el rendimiento es lograr que el llenado de los cilindros sea el mayor posible, y que se mantenga en el margen de RPM más amplio. No es fácil, pues el tránsito por los colectores de los gases a velocidades vertiginosas implica turbulencias, rebotes y otros aspectos dinámicos que alteran el comportamiento ideal. Se denomina “resonancia” el efecto de vaivén o rebote de los gases en el interior de los colectores, si se logra que el retorno del… Sigue leyendo

Resonancia en colectores

Funcionamiento del motor de cuatro tiempos Los cuatro tiempos del motor son, como se refleja en la siguiente animación sobre un motor de gasolina: Admisión; entra el aire en el cilindro por la succión generada al descender el pistón Compresión; el pistón sube con la válvula de admisión cerrada, en algún momento se ha aportado la gasolina, podría ser en el colector de admisión, inyección indirecta (imagen real inicial), o como en la animación dentro del cilindro, inyección directa, la mezcla aire gasolina se comprime por la subida del pistón Explosión; cuando está el pistón en su punto más alto,… Sigue leyendo