Mantenimiento del automóvil (I)

He incluido este artículo, en dos partes, en la sección “Tecnologías limpias” pues del buen mantenimiento del automóvil depende que sus prestaciones, consumo, contaminación, seguridad, confort y demás aspectos de utilización sean los originalmente previstos por el fabricante.

Estos son los mantenimientos que se van a comentar en los dos capítulos:

Mantenimiento del automóvil, capítulo I;

    • Aceite del motor
    • Líquido de refrigeración
    • Líquido de frenos
    • Correas exteriores o de accesorios

Mantenimiento del automóvil, capítulo II:

    • Aceite de servodirección hidráulica
    • Líquido lavacristales
    • Luces exteriores y batería
    • Neumáticos

Controles accesibles al conductor   

Al abrir el capó del motor se pueden controlar los siguientes elementos, que para localizar se puede consultar el Manual de uso y entretenimiento del automóvil, así como para seguir sus indicaciones en los intervalos de mantenimiento y aspectos relacionados. He elegido un automóvil con motor delantero transversal, la implantación más frecuente, es un Kia y  permite ver todos los aspectos que me interesa resaltar. A continuación se identifican los elementos a controlar y después se irán viendo en detalle cada uno en este capítulo y el siguiente:

    • Aceite del motor; varilla de nivel (se suele contar con un indicador en el cuadro), y tapón de reposición del lubricante
    • Líquido de refrigeración; el nivel se ve en el vaso de expansión y la reposición se hace por su tapón o el del radiador, según modelos. No se debe abrir el tapón con el motor caliente
    • Líquido de frenos; se controla el nivel en su depósito y se repone por el tapón
    • Correas exteriores; puede ser una o más. Se aprecia algo sobre su estado desde el exterior
    • Aceite de servodirección; si es hidráulica tiene un depósito y el nivel se suele ver en el tapón que permite la reposición
    • Líquido lavacristales; tiene un depósito y el nivel suele ser hasta la máxima capacidad dejando una pequeña distancia hasta el tapón
    • Luces exteriores; son todas las bombillas que tiene el automóvil para hacerse ver
    • Batería; el control visual es ver cómo están los bornes + y –
    • Neumáticos; el estado, presión y desgaste son los controles

Control del nivel de aceite

Vamos a ver esta operación en un Peugeot 207:

    • Motor delantero transversal de 4 cilindros en línea funcionando
    • Se ve el circuito de engrase; cárter del motor CM, bomba de aceite BA, filtro de aceite FA,  conductos de lubricación a la partes baja y alta del motor CL y varilla de nivel VN
    • Para controlar el nivel de aceite el automóvil ha de estar sobre un piso plano y el motor parado un tiempo, al menos media hora, para que todo el aceite haya caído de nuevo al cárter
    • La varilla suele tener dos señales; mínimo y máximo. En algún caso puede haber otra más alta indicando exceso de nivel por actuación muy frecuente del sistema de regeneración del filtro antipartículas, en algunos motores diésel con este sistema anticontaminante (el exceso de nivel es por dilución de gasóleo). Si se circula con nivel bajo puede haber fallos de engrase con graves daños para el motor y calentamiento excesivo del aceite. Con nivel por encima del máximo se produce espuma y exceso de presión en el cárter, con riesgos de daños en el motor y pérdida de aceite
    • La reposición de aceite se hace por el tapón situado en la tapa de culata. Evitar derramar aceite sobre el motor, especialmente en la zona de la correa de distribución si el motor tiene este sistema
    • El testigo rojo de presión de aceite, en algunos casos puede informar del nivel mediante intermitencias o alguna otra configuración
    • Se suele incluir en el cuadro de instrumentos un indicador del nivel de aceite que da la información al poner el contacto, evitando el control con la varilla
    • También hay sistemas con un testigo específico de nivel que se enciende cuando hay que reponer una predeterminada cantidad

El aceite y filtro se deben sustituir por distancia recorrida y/o tiempo transcurrido, según indicaciones de la marca del automóvil, respetando también la calidad del aceite (normas ACE en Europa) y viscosidad (º SAE) preconizadas.

Defectos de lubricación en el motor implican graves y costosas averías.

Control del nivel del líquido de refrigeración

La refrigeración del motor del automóvil es prácticamente en todos los casos por un líquido específico (agua desmineralizada con aditivos), antes también había motores refrigerados por aire y aceite.

Se representa el sistema de refrigeración sobre un Mini con la misma implantación que el coche anterior. Con el motor funcionando se ven estos elementos de refrigeración a la vez que se va calentando:

    • Cámara de refrigeración en el motor CRM
    • Radiador de refrigeración del motor RRM
    • Radiador de calefacción RC
    • Bomba de agua exterior (accionada por la correa de exterior de accesorios) BAE
    • Manguitos MN
    • Vaso de expansión con válvulas de presión y depresión VEV´S; sube el nivel según se va calentando el motor
    • Electroventilador de refrigeración EVR
    • Parada del motor y enfriamiento; para controlar el nivel del líquido de refrigeración en el vaso expansor el motor ha de estar totalmente frío, a temperatura ambiente. El nivel debe estar entre las marcas de mínimo y máximo
    • La reposición se suele hacer por el tapón del vaso expansor, o el del radiador según modelos. NO SE DEBE ABRIR CON EL MOTOR CALIENTE
    • El testigo de sobrecalentamiento puede informar según modelos del nivel del vaso expansor o contar con un testigo específico

Lo más frecuente es que lar marcas preconicen la sustitución periódica del líquido de refrigeración, en cualquier caso seguir sus indicaciones y también en lo referente a las características del líquido.

El líquido de refrigeración contiene unos aditivos para mantener su eficacia durante el periodo previsto, entre estos aditivos se encuentra el anticongelante si el país dónde va a circular el automóvil tiene clima frío. Cuando más se exige al sistema de refrigeración, y al líquido es en verano con calor pues ha de trabajar más arduamente, es el mejor momento para hacer la sustitución.

Si el líquido de refrigeración está degradado se producirán defectos de refrigeración que se manifestarán cuando más se le exige, en verano con calor y aire acondicionado (también baja la temperatura de congelación). Las zonas más sensibles para obstruirse por la degradación son los canales del radiador de refrigeración del motor y de calefacción. La avería por un sobrecalentamiento puede llegar a ser grave si no se para el motor rápidamente al encenderse el testigo correspondiente.

Control del nivel del líquido de frenos

El sistema de frenos funciona por la cualidad del líquido de no comprimirse, lo que permite que sea el trasmisor de la fuerza de frenada. El líquido de frenos alimenta al circuito hidráulico desde el depósito, situado generalmente sobre la bomba de frenos.

Con la imagen de un Volvo se va a representar el control del nivel del líquido de frenos:

    • Se ven los circuitos independientes CIN alimentados desde diferentes cámaras del mismo depósito doble de líquido de frenos D2LF
    • El líquido desde la bomba de frenos doble o tándem BFR2 llega a los bombines de freno en las ruedas BRU, en este caso con discos de freno DFR
    • También se ve el servofreno SFR entre el pedal de freno y la bomba
    • El coche circula y al accionar los frenos se detiene por la presión del líquido de frenos producida al pisar el pedal
    • El nivel del líquido se controla desde un flotador en el depósito que enciende un testigo en el cuadro y se rellena por su tapón. El nivel desciende al desgastarse los forros de las pastillas (o zapatas) y sube al reponerlas, por lo que no se debe rellenar si no llega al mínimo, pues esto indica que hay una pérdida de líquido y se ha de acudir al taller. También suele haber una marca de nivel máximo.
    • Tener cuidado con el líquido pues es muy corrosivo para la pintura del automóvil

En automóviles con mando hidráulico del embrague tiene un sistema similar al de frenos para su funcionamiento y se ha de controla el nivel igualmente.

El líquido de frenos (y embrague hidráulico) se ha de cambiar periódicamente según prescripciones del fabricante respetando sus características, lo más frecuente es por tiempo transcurrido pues una de sus mayores degradaciones es por la acumulación de agua del aire ambiente. Si no se sustituye el líquido de frenos desciende su temperatura de ebullición generando aire en uso intensivo, y oxidando los bombines de freno por el exceso de agua lo que supone menos capacidad de frenada y desvíos de trayectoria.

La falta de eficacia en los frenos repercute en la capacidad de actuación del ABS y sus derivados.

Si el nivel desciende y se ilumina el testigo indica que hay una fuga de líquido. En un automóvil con circuitos independientes de frenos quedará operativo unos de los circuitos y el pedal de freno bajará más de lo habitual, el comportamiento en frenada será no será uniforme por lo que se ha de circular despacio hasta el taller. En los automóviles más antiguos con un único circuito la pérdida de líquido dejaba a los frenos fuera de servicio.

Estado de las correas exteriores o de accesorios

Desde el exterior del motor y mediante una polea se mueven diferentes elementos o accesorios mediante una o más correas de goma. Con la imagen de un Suzuki se representa un motor que arrastra con una correa estos elementos:

    • 1. Alternador
    • 2. Compresor de aire acondicionado
    • 3. Bomba de agua exterior
    • 4. Bomba de dirección asistida (servodirección) hidráulica
    • 5. Guías de la correa
    • 6. Tensor de la correa
    • El control de la correa se hace mejor extraída y viendo su interior, pero desde el exterior se pueden tratar de localizar grietas, si está deshilachada o cristalizada (la goma está muy dura y tiene fisuras)

Si se rompe la correa dejaran de girar los elementos arrastrados con los siguientes resultados:

    • El alternador no carga a la batería y se enciende el testigo
    • Al no girar la bomba de agua no hay refrigeración del motor, con riesgo de sobrecalentamiento que haría iluminarse el testigo correspondiente
    • Si la servodirección hidráulica tiene complementos electrónicos (asistencia variable con la velocidad o dirección activa), puede disponer de un testigo que informe del incidente
    • Dejará de funcionar el aire acondicionado al no girar el compresor

En el mantenimiento del automóvil está prevista la sustitución de la/s correa/s de accesorios o exterior/es

 

Nivel de aceite del motor:

 

Nivel del líquido de refrigeración:

 

Nivel del líquido de frenos:

http://www.autocasion.com/actualidad/videos-coches/videos-practicos/revisando-el-liquido-de-frenos/

 

Correas exteriores:

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.