Implantaciones técnicas (II)

Implantaciones técnicas con motor transversal

En la siguiente animación se ven dos automóviles con esta implantación:

Motor delantero transversal y tracción:

El eje delantero es motriz y directriz. El conjunto motor – embrague – caja de cambios está ligeramente por delante del eje. Esta implantación busca situar el conjunto motor propulsor lo más centrado sobre el eje delantero para que el subviraje no sea excesivo y mantener buena capacidad motriz. Esta disposición aprovecha muy bien el espacio. No se necesita túnel de transmisión.

El motor pesa más que la caja de cambios, lo que supone un cierto desequilibrio entre lados. En los primeros automóviles con esta implantación se han dispuesto dos diferentes posiciones; el motor a la derecha (desde el punto de vista del conductor) o a la izquierda. La razón es para equilibrar con el peso de conductor el del motor, según el volante esté a la derecha o izquierda. Actualmente está prácticamente estandarizado que el motor se sitúe a la derecha. En la imagen superior el motor está a la derecha y el volante a la izquierda. En la imagen inferior el motor a la izquierda y volante a la derecha.

Las dos siguientes implantaciones se ven por este orden, primero la imagen inferior:

Motor delantero transversal por detrás del eje y tracción (imagen inferior):

Las explicaciones son similares a las anteriores, con el detalle de que el motor va por detrás del eje en lugar de cómo es habitual por delante; las ruedas delanteras con el conjunto motor – caja de cambios se sitúan lo más avanzado posible para ganar espacio en el habitáculo. Se mantiene el conjunto motor – cambio centrado sobre la línea del eje de las ruedas delanteras.

Motor central transversal y propulsión (imagen superior):

Es similar a la implantación con motor longitudinal central y propulsión. La posición transversal del conjunto motor – cambio es menos intrusiva en el habitáculo. Tendencia al sobreviraje al límite en curva. No hay túnel de transmisión. Se utiliza en automóviles deportivos.

La siguiente animación reproduce:

Motor trasero transversal por detrás del eje y propulsión:

Parecida a la implantación con motor longitudinal trasero por detrás del eje. La posición transversal reduce el efecto de motor “colgado”. Hay desequilibrio de pesos. Tendencia al sobreviraje en curva y muy buena capacidad motriz para iniciar la marcha. No hay túnel de transmisión.

Las dos siguientes animaciones nos ofrecen:

Motor central transversal y propulsión (imagen superior) y motor delantero transversal y tracción (imagen inferior):

Las explicaciones dinámicas son las que ya se han expuesto al presentar estas dos implantaciones. La particularidad es que en ambos casos el conjunto motor – caja de cambios – diferencial están agrupados, lo que quiere decir que comparten la lubricación. Esta disposición permite centrar mejor el peso del conjunto moto propulsor.

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.