Historia del ABS (I)

La frenada del automóvil, especialmente si es en caso de emergencia, es una de las situaciones que más riesgo representa. En muchos casos es necesario, además de frenar a fondo, tratar de esquivar actuando sobre el volante, pero si las ruedas delanteras se han bloqueado, dejan de girar, no pueden inducir el cambio de dirección. Si se bloquean las traseras se provoca pérdida de trayectoria con tendencia al sobreviraje. La solución para recuperar la capacidad direccional es soltar el pedal de freno, pero entonces el coche avanza. Habría que soltar el pedal y pisarlo repetidamente, cuanto más rápido mejor, pero… Sigue leyendo