Freno de estacionamiento eléctrico y automático

Desde sus inicios el automóvil contaba con sistemas de freno; de servicio para reducir la velocidad y detener el vehículo en marcha y de estacionamiento para mantener el automóvil parado cuando está aparcado. Este freno se conoce también como freno de aparcamiento y se identifica con la letra “P” de “Parking”. Del freno de estacionamiento directamente sobre las ruedas, como muchos carruajes, se pasó a incluirlo en algún elemento de la  transmisión del movimiento desde el motor a las ruedas. Con el paso del tiempo la solución más habitual es que el freno de estacionamiento se aplique en los mismos… Continúa leyendo