Faros adaptativos

La iluminación del automóvil tuvo que ir evolucionando tanto como lo hacían sus prestaciones. Para ver lo mejor posible sin molestar a los que circulan de frente, se diseñaron dos alturas de iluminación, baja para cuando hay tráfico de frente por la noche, luces de cruce o “cortas” y alta cuando no hay riesgo de molestar, luces de carretera o “largas”. El conductor ha de ir cambiado de “cortas” a “largas” para ver lo mejor posible sin molestar. Para que todo funciones como debe se ha de contar con un buen reglaje de altura de faros como punto de partida.… Continúa leyendo