De la norma EURO 1 a la EURO 6

El automóvil con motor térmico emite por el escape gases contaminantes, que se acumulan en las ciudades por la masiva circulación, paradas, arranques y variaciones de velocidad. Las normas anticontaminación se hicieron notar en Europa, identificadas por EURO y un número, a causa de las tecnologías necesarias para cumplirlas a partir de 1991, para motores de más de 2.000 cc y desde 1992 para todos. Desde estas fechas las normas EURO van siendo más exigentes. En los inicios de las normas EURO los gases contaminantes más controlados favorecían al motor diésel, lo que hizo aumentar su demanda, aún más al … Continúa leyendo

Recirculación de gases de escape EGR en el motor diésel

Las normas EURO son cada vez más estrictas y están afectando más al motor diésel que al de gasolina. La norma EURO 6 ha reducido sensiblemente los óxidos de nitrógeno NOX, y es junto a las micropartículas de hollín el contaminante más complejo de neutralizar en el motor de gasóleo. Hasta esta norma se reducía la generación de óxidos de nitrógeno recirculando parte de los gases quemados hacia admisión EGR, pero hay que disminuirlos más, por lo que se recurre a incorporar dos EGR, o una con dos fases de actuación, y un catalizador que neutraliza el exceso de estos … Continúa leyendo

Filtro antipartículas (FAP) en el motor diésel

El motor diésel tiene un mejor aprovechamiento del combustible que el de gasolina, pues la proporción (dosado) con relación al aire para lograr una buena combustión precisa bastante menos gasóleo que en el motor de gasolina, esta es una de las tres razones del menor consumo del motor diésel comparado con su equivalente de gasolina. Sin embargo, el motor de gasolina mantiene el dosado constante en todas las condiciones de marcha mientras que en el diésel el dosado es variable a bajas RPM, altas y en aceleración lo que hace más difícil controlar la contaminación. El menor consumo del motor … Continúa leyendo