De la dínamo al alternador

El automóvil de gasolina, fuente de energía seleccionada en los inicios, necesita electricidad para funcionar (las bujías y sistema de encendido) y también la precisan innumerables sistemas complementarios, entre estos las luces y limpiaparabrisas, además de otros muchos. El motor de arranque eléctrico se incorporó en 1.913 y permitió prescindir del arranque con manivela. Para contar con electricidad el automóvil necesita dos fuentes de esta energía, un almacén que la pueda aportar con el motor parado, es la batería, y otro elemento que genere electricidad con el motor en marcha, para suministrar la necesaria durante el funcionamiento automóvil y recargar… Sigue leyendo