Refrigeración del aceite del motor

El aceite del motor es fundamental para su funcionamiento, reducción de desgastes y duración. Además de reducir rozamientos y desgastes entre los diferentes componentes del motor, el aceite llega a zonas muy calientes enfriándolas además de engrasarlas. Para ejercer su capacidad lubricante el aceite ha de llegar a 90º, por lo que es importante no exigir al motor en fase de calentamiento. La capacidad refrigerante del aceite depende de que se mantenga a temperaturas no demasiado altas. Con exceso de temperatura el aceite, además de no poder enfriar elementos vitales del motor, se oxida reduciendo sus capacidades lubricantes y degradándose… Continúa leyendo

Motor de bajo rozamiento

El motor térmico del automóvil tiene un complejo funcionamiento con gran cantidad de piezas y elementos que friccionan entre sí. El rozamiento resultante se opone al giro del motor restando parte del par utilizable para mover el automóvil. También es necesario para el funcionamiento del coche que el motor mueva diferentes complementos, además de aportar confort y seguridad. Hace años la potencia del motor se indicaba, genéricamente, de dos formas, una con todos los elementos que incorporaba el automóvil y otra con los imprescindibles para el funcionamiento del motor. El resultado era que con todos los elementos, la potencia (y… Continúa leyendo