Operaciones de mantenimiento (y II)

Este artículo complementa el anterior con los mantenimientos y desgastes de los componentes del automóvil siguientes; silenciadores del escape, correa exterior de servicio, frenos (pastillas, discos, zapatas, tambores y líquido), caja de cambios, neumáticos, amortiguadores, climatización y diagnóstico electrónico. Como en el anterior artículo el estilo de comunicación de este es más sencillo técnicamente del que utilizamos en el blog. En los enlaces a otros artículos al final se accede a temas relacionados con el contenido de este, en estos el enfoque técnico es el habitual que seguimos en el blog. Desgaste de los silenciadores del sistema de escape Funcionamiento… Continúa leyendo

Amortiguador con topes hidráulicos

La suspensión del automóvil tiene como principal función mantener permanentemente en contacto los neumáticos con el suelo, lo que aporta la adherencia, y es como consecuencia la base para la estabilidad del automóvil englobada en la seguridad activa o primaria. Los elementos elásticos, de los que hay bastante tipos y se representan muelles en este artículo, se encargan de aportar flexibilidad a la suspensión, pero tras actuar ante un balanceo, oscilación o bache los elementos elásticos tienen un periodo de recuperación hasta quedar de nuevo en reposo. Estas secuencias de subida y bajada de la suspensión alteran la presión de… Continúa leyendo

Amortiguadores de dureza variable

La suspensión del automóvil tiene como principal objetivo mantener en permanente contacto los neumáticos con el suelo. Se complementa este primer objetivo con priorizar el confort o la estabilidad, y se ha de elegir para cada tipo de automóvil el equilibrio más adecuado. De los elementos de suspensión, los amortiguadores tienen trascendental influencia en el comportamiento relacionado con el confort y estabilidad. En este artículo vamos a explicar como se puede ampliar el margen de actuaciones del amortiguador, en busca de conseguir que en un mismo automóvil se pueda disponer de más confort, suspensión “blanda”, o más estabilidad, suspensión más… Continúa leyendo

Suspensión de apoyo variable

La suspensión del automóvil ha de satisfacer objetivos en ocasiones contradictorios como es el caso del compromiso confort – estabilidad. En un coche de turismo con motor “pequeño” lo más frecuente es que monte suspensiones más bien “blandas” que favorecen el confort pero se resiente la estabilidad. Si se trata de un automóvil de dos plazas y con enfoques deportivos será “dura” la suspensión. Pero si hablamos de coches de cuatro/cinco plazas con motores de potencias medias y altas se buscan las dos cosas, confort y estabilidad. Hay formas de conseguirlo y la más habitual es contar con amortiguadores de… Continúa leyendo