Operaciones de mantenimiento (I)

Diferentes elementos y órganos del automóvil requieren mantenimientos periódicos, en unos casos previstos por distancia recorrida o tiempo transcurrido y en otros según los desgates que se van produciendo por el uso. Vamos a explicar en este artículo, que se publicará en dos partes, los principales.

El enfoque de comunicación que seguimos en el blog es habitualmente técnico, para quienes saben o les gusta la tecnología del automóvil. En este artículo vamos a utilizar otro estilo de transmitir las informaciones, más sencillo, para que puedan ser comprendidos por personas interesadas en el automóvil sin conocimientos detallados sobre su funcionamiento. Al final se incluyen enlaces a otros artículos del blog relacionados, con el enfoque y contenido técnico habitual.

Los mantenimientos que afectan al motor se van a representar sobre el mismo automóvil, y reproduciendo en cada operación los elementos y contenidos relacionados tal como se han visto en las anteriores operaciones que también están afectadas, de esta manera se harán más didácticas las explicaciones.

En este artículo se explican estos mantenimientos o desgastes; aceite y filtro del motor, líquido de refrigeración, filtro de aire, filtro de combustible, correa de distribución (¿bomba de agua?), batería, bujías de encendido y bujías de precalentamiento.

Recordatorio del funcionamiento del motor

El motor del automóvil de gasolina, diésel o gas funciona así; entra aire al motor… el aire se mezcla con el combustible… la mezcla de aire y combustible se quema generando la energía “e” que mueve el automóvil… los gases quemados salen al exterior por el escape.

Cambio del aceite y filtro del motor

Lubricación

Los elementos que generan la energía friccionan entre sí lo que produciría desgastes, pérdida de energía y calor, se evita intercalando aceite que protege a estos elementos, es el sistema de lubricación, que también refrigera las partes más calientes.

El aceite está almacenado en la parte inferior del motor, el cárter, es succionado por la bomba de aceite y enviado al filtro de aceite para que llegue limpio a las zonas a lubricar y pueda realizar eficazmente sus funciones.

Este aceite al estar en la parte baja del motor recibe toda la suciedad y residuos que se generan al funcionar el motor.

 

Desgastes del aceite y su filtro

Con el uso y paso del tiempo se producen desgastes en el aceite, estos son los principales; cambios térmicos, presión, dilución con el combustible, oxidación y merma de eficacia de los aditivos, por lo que ha de ser sustituido.

El filtro de aceite recoge y almacena la suciedad e impurezas que transporta el aceite, hasta que se satura y ha de ser cambiado.

El aceite en el cárter recibe toda la suciedad que se produce en las combustiones, además de los desgastes que se generan por su función lubricante.

Es muy sensible a la utilización del automóvil; las situaciones más críticas son recorridos cortos sin alcanzar la temperatura óptima, y circular a altas RPM mantenidas con aceleraciones fuertes, en este caso la temperatura del aceite es muy alta lo que produce desgastes adicionales al aceite.

Si el aceite pierde cualidades no desarrolla con eficacia sus funciones.

Cambio del líquido de refrigeración del motor

Refrigeración

Al generarse la energía ”e” mediante combustiones o explosiones de la mezcla de aire y combustible se produce mucho calor, pero es necesario mantener la temperatura de los elementos del motor en el entorno de la combustión donde se produce la energía “e” para evitar daños por exceso de calor, es la función del sistema de refrigeración; una cámara de refrigeración con líquido específico rodea las zonas calientes, se transporta mediante la bomba de agua el líquido caliente al radiador y en su interior se enfría retornando al motor para refrigerarlo.

 

Desgastes del líquido de refrigeración

Con el uso y paso del tiempo se producen desgastes en el líquido de refrigeración, dilución con el agua del aire ambiente por los cambios de presión, merma de eficacia de los aditivos para evitar la formación de residuos sólidos, menos protección anticongelante, … que reducen su capacidad de transportar calor, además de poderse obstruir las zonas más estrechas del circuito de refrigeración. Por estas razones se ha de cambiar periódicamente el líquido de refrigeración.

El líquido de refrigeración contiene diversos aditivos para mejorar su capacidad de transportar el calor, y evitar la formación de residuos sólidos que puedan obstruir el circuito, sobre todo los pasos más estrechos de los radiadores de refrigeración y calefacción.

La capacidad anticongelante es un aditivo que no determina por sí mismo la calidad o estado del líquido, aunque es indicativa al comparar el punto de congelación con relación al original.

Cambio del filtro de aire del motor

Limpieza del aire

Para que la combustión de la mezcla aire – combustible sea eficiente son necesarios varios requisitos, entre estos que el aire esté muy limpio cuando entre al motor.

Además de que el aire exento de suciedad e impurezas colabora en lograr una buena combustión con el consiguiente rendimiento (equilibrio prestaciones – consumo) y menos contaminación, se protegen elementos internos del motor de desgastes prematuros.

El filtro de aire se encarga de la limpieza del aire que recibe el motor.

 

Desgastes del filtro de aire

Con el uso el filtro se va saturando y obstruyendo el paso de aire al motor, con el riesgo de que lleguen impurezas que puedan afectar a su correcto funcionamiento.

Los automóviles desde hace años disponen de un caudalímetro de aire que mide la cantidad de aire que entra al motor para ajustar con extrema precisión el aporte de combustible; al estar tras el filtro de aire, el caudalímetro es muy sensible a la calidad del aire.

Se ha de sustituir el filtro de aire periódicamente para mantener la limpieza del aire que entra al motor.

El desgaste del filtro de aire depende de por donde se circule habitualmente, si se transita por zonas con suciedad o polución se debe comprobar su estado con más frecuencia de la prevista.

Cambio del filtro de combustible del motor

Limpieza del combustible

La aportación del combustible al motor se hace por el sistema de inyección, que se compone de elementos extremamente precisos y controlados electrónicamente. Para que llegue limpio de impurezas y suciedad el combustible pasa por un filtro antes de entrar en el sistema de inyección.

Desgastes del filtro de combustible

Si llega suciedad o impurezas con el combustible se producen desgastes e incidentes en el sistema de inyección, incluso antes de detectar los fallos aparece falta de rendimiento por ser peor la combustión (menos prestaciones, más consumo y contaminación).

Se ha de sustituir periódicamente el filtro de combustible según las indicaciones preconizadas. En el filtro de gasóleo o en su soporte se acumula el agua que pueda contener para que no llegue al sistema de inyección, y se ha de vaciar periódicamente.

Los sistemas de inyección, gasolina y diésel, más este último, son extremadamente sensibles a la calidad y pureza del combustible, por lo que es muy importante el mantenimiento de sus filtros.

Para evitar que pase agua al sistema de inyección diésel se suele incorporar un testigo que avisa para que se vacíe el decantador.

 

Cambio de la correa de distribución del motor ¿y bomba de agua?

Control de la entrada de aire y salida de escape

El aire que entra al motor lo hace por la puerta (válvula) de admisión y los gases quemados salen por la puerta (válvula) de escape. La coordinación de apertura y cierre de las puertas (válvulas) de admisión y escape está controlada por un sistema de accionamiento, correa de distribución es el representado.

Desgastes de la correa de distribución

La correa de distribución es flexible y tiene complementos de ajuste y guía, con el paso del tiempo y utilización va perdiendo su elasticidad y resistencia con riesgo de que se rompa, lo que puede suponer graves daños mecánicos en el motor. Se preconizan periodos de sustitución por kilómetros recorridos y tiempo transcurrido.

Si la correa de distribución mueve la bomba de agua es aconsejable sustituirla con la correa, pues el coste del cambio posterior de la bomba de agua supone hacer de nuevo las operaciones de cambio de correa.

El sistema de accionamiento de la distribución por correa trabaja en seco y es más silencioso que los otros dos, piñones o cadena que funcionan con aceite. Estos dos no suelen tener mantenimientos periódicos.

La bomba de agua de refrigeración del motor puede ser accionada por la correa exterior de accesorios o servicio, estando accesible, o mediante la correa de distribución, lo que requiere para su sustitución las mismas acciones que el cambio de correa.

 

Cambio de la batería de servicio

Volante de giro del motor con dentado exterior. La batería es un almacén de electricidad. Motor de arranque, es un motor eléctrico con un engranaje. Contactor de arranque para la puesta en marcha del motor del automóvil. Cableados de conexión entre el contactor de arranque, la batería, el motor de arranque y “masa” pues la carrocería del automóvil es metálica y conduce la electricidad.

Arranque del motor de gasolina, gasóleo o gas del automóvil

Se acciona el sistema de mando o llave haciendo que la electricidad de la batería pase al motor de arranque que engrana con el dentado exterior del volante motor haciendo que se ponga en funcionamiento; entra aire y combustible al motor y de su combustión se obtiene la energía que mueve el automóvil, los gases quemados salen por el escape al exterior.

Durante la puesta en marcha del motor del automóvil la batería se descarga al aportar electricidad al motor de arranque. Para recuperar la carga eléctrica de la batería el alternador junto al motor gira accionado por una correa de arrastre generando electricidad que carga la batería.

 

Cambio de la batería de servicio

Parece que solamente trabaja la batería durante el arranque del motor, pero en realidad interviene en muchas situaciones para compensar alteraciones de generación de electricidad por el alternador.

Actualmente el alternador se diseña para que no cargue al acelerar, lo que reduce el consumo de combustible; normalmente carga en retenciones, lo que supone que la batería trabaje bastante más y tenga que soportar fuertes descargas y cargas.

Ante los primeros síntomas de desgaste de la batería se ha de sustituir. Como operaciones complementarias necesarias se ha de verificar la eficacia de carga del alternador y el buen estado de la correa de arrastre.

Además del alternador inteligente, que solamente carga la batería al retener o frenar, el sistema “stop & start” somete a grandes esfuerzos a la batería, por lo que se utilizan baterías específicas AGM sin componentes líquidos.

Incluso con esta tecnología de batería las exigencias son muy elevadas al producirse fuertes y continuas descargas y cargas muy intensas, sobre todo en circulación discontinua, aceleraciones y retenciones frecuentes.

Cambio de las bujías de encendido del motor de gasolina

Funcionamiento del motor de gasolina (o gas)

El motor de gasolina o gas funciona así; entra aire al motor… el aire se mezcla con el combustible… la mezcla de aire y combustible se quema en una explosión provocada por la bujía de encendido generando la energía “e” que mueve el automóvil… los gases quemados salen al exterior por el escape.

Bujías de encendido

El inicio de la explosión de la mezcla aire – combustible se produce por la chispa en la bujía; la mezcla más próxima a la chispa se comienza a quemar transmitiendo por un frente de llama rápidamente la explosión al resto de la mezcla.

Si la chispa es potente, la explosión es eficiente generando la energía prevista, así como el rendimiento, equilibrio prestaciones – consumo y la mínima contaminación.

 

Desgastes de las bujías de encendido

Al ser responsables las bujías del inicio de la explosión en el motor de gasolina (o gas), cuando no cumplen eficazmente esta función aumenta el consumo de combustible, hay más gases contaminantes y se reducen las prestaciones.

Se han de sustituir las bujías según las indicaciones preconizadas para mantener las condiciones de funcionamiento originales del motor, se representan cuatro bujías al ser el motor de cuatro cilindros el más habitual.

Las bujías han incrementado sensiblemente su duración por sus materiales, además los sistemas de encendido electrónico son sumamente potentes y permiten generar chispas muy eficaces en las bujías.

Desgastes de las bujías de precalentamiento del motor diésel

Funcionamiento del motor diésel en caliente

El motor diésel funciona así; entra aire al motor… el aire en la cámara de combustión se calienta… sobre el aire caliente se inyecta gasóleo… al entrar en contacto el gasóleo con el aire caliente se inicia la combustión… generando la energía “e” que mueve el automóvil… los gases quemados salen al exterior por el escape.

Arranque en frío del motor diésel

Dentro de la cámara de combustión se coloca la bujía de precalentamiento. Al poner el contacto se enciende el testigo de precalentamiento, que se apaga cuando se pone incandescente la bujía de precalentamiento, que ha calentado la cámara de combustión, ya se puede poner en marcha el motor diésel.

Desgastes de las bujías de precalentamiento

Con el uso las bujías de precalentamiento se degradan siendo necesaria la sustitución de todas para que el arranque en frío sea uniforme y equilibrado, cuatro en este caso al ser el número de cilindros del motor.

No hay un mantenimiento previsto para las bujías de precalentamiento del motor diésel, pero por su influencia en la calidad de la combustión con el motor frío se han de comprobar nada más detectar síntomas de alteraciones al arrancar en frío, o vibraciones durante el calentamiento. Si alguna no está bien la combustión produce muchos residuos que caen al aceite deteriorándolo prematuramente.

Enlaces de interés a artículos relacionados con este tema en el blog, tienen contenidos más técnicos

En la sección “Tecnologías limpias”

    • “Cambio de aceite variable” (9.01.2013)
    • “Stop & start” (2.05.2013)
    • “Mantenimiento del automóvil I” (26.02.2014)
    • “CO2 en motores de gasolina y diésel” (5.07.2017)
    • “Elementos anticontaminación” (17.01.2018)

En la sección “Nuevas tecnologías”

    • “Alternador inteligente” (7.11.2012)
    • “Common rail en el motor diésel” (4.02.2015)
    • “Diagnóstico electrónico” 6.09.2017)
    • “Desgastes del motor” (15.11.2017)

En la sección “Historia del automóvil”

    • “Mini” (25.07.2013 vídeos 2, 5 y 6)
    • “Pegaso Z 102” (17.01.2014 vídeo 5)
    • “Lamborghini Miura” (22.10.2014 vídeo 4)
    • “Mercedes 300 SLR (20.01.2016 vídeo 4)
    • “Historia de la alimentación de gasolina” (13.12.2017)

En esta sección “Evolución de órganos y elementos”

    • “Control electrónico de la temperatura del motor” (16.11.2012)
    • “Evolución de la distribución del motor” (5.06.2013)
    • “Lubricación por cárter seco” (12.06.2013)
    • “Rodaje del motor” (9.10.2013)
    • “De la dínamo al alternador” (4.06.2014)

En la sección “Actualidad”

    • “¿Qué motor elegir gasolina o diésel” (27.01.2014)
    • “Arranque en frío y calentamiento del motor” (3.02.2014)
    • “Mantenimiento de la correa de distribución” (23.07.2014)
    • “Consumo de aceite del motor” (3.09.2014)
    • “El aceite del motor” (12.11.2014)
    • “Inyectores piezoeléctricos” (11.03.2015)
    • “Sensor de detonación” (29.01.2015)
    • “Sistemas de encendido en el motor de gasolina” (1.07.2015)
    • “Inmovilizador antiarranque” (19.10.2015)
    • “Porqué consume menos el motor diésel que el gasolina” (23.03.2016)
    • “Combinaciones de inyección indirecta y directa en el motor de gasolina” (4.05.2016)
    • “Radiador de aceite del motor” (11.01.2017)
    • “Stop & start y engrase del motor” (31.05.2017)
    • “Lubricación y refrigeración de los pistones” (11.10.2017)
    • “Multi inyección diésel” (6.12.2017)
    • “Junta de culata y sobrecalentamiento del motor (18.07.2018)
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.