ASI FUNCIONA EL AUTOMOVIL (I) – 1.3. Estabilidad

Estabilidad se puede definir como la capacidad del automóvil de mantener la adherencia entre las ruedas y el suelo, de forma que se siga la ruta indicada por el volante.

Qué es la trayectoria

Un automóvil se desplaza por un carretera recta y el conductor mantiene volante centrado para seguir por el carril. La ruta indicada por el volante del automóvil es la trayectoria y, como se explica en la animación siguiente:

    • El automóvil 1 sigue la trayectoria correcta al coincidir con la indicada por el volante.
    • El coche 2 no sigue la trayectoria indicada por el volante, saliéndose de esta. Las razones pueden ser diversas, el piso deslizante es una de las más frecuentes, también adherencia asimétrica entre ambos lados.

 

En curva la trayectoria indicada por el volante ha de corresponder a la geometría de la curva para que el automóvil siga por su carril.

    • Se ve en la animación el coche tomando una curva y siguiendo correctamente la trayectoria señalada por el volante.

 

Pérdida de trayectoria en curva; sobreviraje y subviraje

La pérdida de trayectoria en curva, como ya se supone, consiste en que al automóvil sigue una ruta diferente a la indicada por el volante. Vamos a comentar dos de estas posibles pérdidas de trayectoria al superarse el límite de adherencia neumático – suelo:

Sobreviraje

    • Cuando son las ruedas traseras las que pierden antes la adherencia deslizan, lo que provoca un giro del automóvil mayor que el correspondiente a la geometría de la curva, es el sobreviraje representado en la animación por el coche 1. El coche “se va de atrás”.

Subviraje

    • Si en la curva llegan al límite de adherencia antes las ruedas delanteras se produce un giro del automóvil menor del radio de la curva, se denomina subviraje. El coche “se va de delante”.

 

Corrección del sobreviraje y subviraje

Se van a explicar las formas genéricas de corrección, en circulación abierta, sin entrar en técnicas de pilotaje de competición con métodos y objetivos muy diferentes.

Corrección del sobreviraje

El sobreviraje puede ser corregido por el conductor tal como se explica en la animación:

    • Al notar el conductor el sobreviraje, deslizamiento de las ruedas traseras, ha de girar el volante en sentido contrario, contravolante, a la vez que se decelera. Con estas maniobras el automóvil recupera la trayectoria, entonces se gira de nuevo el volante en la trayectoria de la curva y se acelera. Si se repite el sobreviraje se va actuando de la misma forma.

 

    • La precisión de las maniobras y sus secuencias para corregir el sobreviraje necesitan de cierto hábito para que sean efectivas, por lo que se han de practicar. Si el sobreviraje no es excesivo no se pierde demasiada velocidad en el paso de la curva.
    • Otra forma de salir de la situación de sobreviraje, sin las habilidades explicadas, consiste en decelerar y pisar el embrague con caja de cambios manual y decelerar y pasar a “N” con caja automática. En ambos casos se paliará, no corregirá, el sobreviraje.

Corrección del subviraje

Si se produce el deslizamiento de las ruedas delanteras al superar el límite de adherencia, esta es la forma de tratar de recuperar la trayectoria:

    • El conductor observa que el coche no traza la curva, abre la trayectoria y desliza hacia el exterior. Para recuperar adherencia en las ruedas delanteras se ha de levantar el pie del acelerador, se produce un efecto de retención que incrementa el peso delante y favorece la adherencia recuperando la trayectoria. Se acelera de nuevo y repitiendo la acción si se reproduce el subviraje.
    • El hecho de decelerar es un reflejo automático en cualquier conductor por lo que no requiere preparación previa aunque es útil conocer este comportamiento y su solución.
    • El subviraje hace perder en principio velocidad de paso por curva y favorece la seguridad, pues es intuitiva su corrección.

 

Se resume en las animaciones siguientes lo que hemos visto en este módulo:

    • Trayectoria en recta; correcta cuando el coche sigue la dirección propuesta por el volante e incorrecta cuando se desvía.

 

    • Pérdida de trayectoria en curva por sobreviraje; las ruedas traseras al perder adherencia se salen de la trayectoria haciendo que el automóvil gire más de lo debido. Si gira 180º o más se denomina “trompo”.
    • Pérdida de trayectoria en curva por subviraje; son las ruedas delanteras las que deslizan no pudiendo seguir la trayectoria indicada por el volante, se sale el coche hacia el exterior de la curva.
    • Las imágenes anticipan algo que se explicará en los siguientes niveles; la tendencia genérica al sobreviraje se da en automóviles con propulsión (tracción trasera) y el subviraje con tracción (delantera).

 

Vídeo; sobreviraje y subviraje

 

 

Marcar como favorito enlace permanente.

2 comentarios

  1. Hola! Me encanta tu publicación y el blog me resulta bastante útil. me suscribo a la newsletter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.