Controles de carrocería tras colisión

Las estructuras de carrocería de los automóvil han evolucionado exponencialmente desde los primeros tiempos en que derivaban de los carruajes. Durante este periodo los cambios en la carrocería para cumplir las numerosas demandas han sido innumerables, entre estas hay dos que son más relevantes; una relacionada con la seguridad pasiva secundaria y otra con la disminución del consumo al mejorar la aerodinámica. Hay otras, una muy trascendente es la imagen estética que da el coche, y que es lo que más atrae a sus posibles clientes.

En este artículo vamos a hablar sobre la estructura de la carrocería relacionada con la seguridad pasiva secundaria, es decir su colaboración para reducir las lesiones físicas de los ocupantes durante un accidente.

En otros artículos del blog hemos tratado este tema explicando los elementos que intervienen en la colisión desde diferentes zonas, este enfoque va dirigido a qué se controla en la carrocería tras el accidente para determinar su reparación.

Este tema hace tiempo que ha variado bastante, pues antes de la masiva implantación de la electrónica en todos los sistemas operativos del automóvil, además de la incorporación de los elementos de protección y retención de los ocupantes, se tendía a reparar colisiones con importantes daños estructurales en la carrocería. Actualmente es muy frecuente que con bastantes menos daños aparentes se de el automóvil como siniestro total por los costes crecientes de la reparación, ajenos a la carrocería y los componentes mecánicos tradicionales.

Geometría de la carrocería, vista en perspectiva

Las estructura interna de la carrocería se diseña para que en las colisiones se deformen las zonas que no afectan a los ocupantes, absorbiendo energía, y se mantenga en lo posible indeformable el habitáculo. Los elementos de retención y protección reducen los contactos de los ocupantes con las partes internas del habitáculo que al no deformarse colabora, esta rigidez permite que tras la colisión sea posible abrir las puertas no afectadas directamente, es cuando comienza la seguridad pasiva terciaria.

Se ve en la imagen un automóvil en el que se resaltan con una X los puntos de referencia de la geometría de la estructura de la carrocería. Se identifican los puntos de apoyo de la suspensión PAS y los puntos de apoyo de la dirección PAD. Los PAS es donde asientan en la carrocería los brazos o tirantes de suspensión, y los PAD los anclajes de la dirección, de cremallera en este automóvil, en la carrocería. Si se altera la geometría de estos puntos lo hace la de asentamiento de las ruedas en el suelo afectando a la estabilidad del automóvil, por lo que en la reparación se ha de recuperar con precisión la geometría original de la estructura de la carrocería.

En la imagen se identifican también los pilares A, B y C de la estructura del habitáculo. El pilar A es la columna delantera del habitáculo donde apoya la puerta delantera de cada lado, el pilar B corresponde a la columna trasera de apoyo de la puerta delantera, es la columna central del habitáculo visto de lado, que suele ser el apoyo delantero de la puerta trasera si la hay. El pilar C es la columna de apoyo trasero de la puerta trasera o el final del habitáculo si no hay esta puerta.

Geometría de la carrocería, vista lateral

Se repite en esta imagen lo que se ha explicado en la anterior, identificando los puntos de referencia de la estructura de la carrocería X, los de apoyo de elementos de suspensión y dirección relacionados con la geometría de asentamiento de las ruedas, PAS, PAD y los pilares delantero, central y trasero del habitáculo A, B y C.

Geometría de la carrocería, vista en planta

Con esta imagen se ve en otro formato lo que ya se ha expuesto; X puntos de referencia de la estructura de la carrocera, PAS y PAD puntos de apoyo de elementos de suspensión y dirección relacionados con la geometría de asentamiento de las ruedas, y los pilares A, B y C verticales del habitáculo delantero, central y trasero. Estás tres imágenes permiten tener una visión más completa para lo que se explica seguramente.

Colisión con daños estructurales, en perspectiva y vista lateral

En las dos imágenes superiores se ve en perspectiva y vista lateral el automóvil antes del accidente, y en las dos inferiores tras una colisión frontal. Se representan las alteraciones de posición de los puntos de apoyo de las suspensiones delanteras y de dirección, están la zona deformable. También se ven afectados los puntos de referencia de la estructura de la carrocería delanteros, y si el golpe es muy fuerte se desplazan los de referencia de la parte delantera del habitáculo, incluso uno o los dos pilares delanteros A.

Colisión con daños estructurales, en planta

Se representan dos situaciones, antes del golpe en la imagen superior y después en la inferior. Se ve la alteración de los puntos de referencia de la estructura de carrocería afectados, así como los de apoyo de los brazos de suspensión delanteros y de la dirección de cremallera.

Además se representan estas otras referencias con los datos originales; comparación entre lados de las distancias entre los pilares A y B, B y C, A y C, voladizos delanteros ZD, traseros ZT y distancias entre los ejes BT (batalla). Otro dato es la alteración de las vías delantera y trasera VD y VT.

Control y reparación de la estructura de la carrocería

Cuando se han alterado en un accidente los puntos de anclaje de suspensión y dirección, la carrocería ha sufrido daños estructurales. La reparación se hace colocando el automóvil sobre una plataforma que dispone de los útiles específicos para determinar los puntos de referencia de la estructura de la carrocería X, y los de anclajes de los elementos de suspensión y dirección PAS y PAD que afectan a sus geometrías.

Esta plataforma es la “bancada” y por eso se dice que un automóvil tiene bancada cuando se ha dañado la estructura de la carrocería. La reparación se hace sustituyendo o reparando los tramos dañados y acoplándolos a la carrocería, siempre según las normas de reparación. Antes se han determinado los puntos base de referencia de la estructura de la carrocería, sobre los que se van posicionado los demás, primero del resto de la estructura y después los de anclaje de suspensión y dirección, según el tipo de carrocería del automóvil.

La reparación en bancada es laboriosa y exige tiempo, por lo que si se añaden los costes mencionados al principio; sistemas de retención y protección de los ocupantes, más la sustitución de los sistemas eléctricos y electrónicos dañados, el coste es tan alto que no compensa la reparación y se da al automóvil como siniestro total.

Si este tema es de interés se ofrecen a continuación otros artículos relacionados en el blog que lo complementan.

En la sección “Tecnología del automóvil”

  • “Seguridad en el automóvil I, II y III” (8.05.2013, 15.05.2013 y 22.05.2013)
  • “Carrocería I, II, III y IV” (14.08.2013, 28.08.2013, 4.09.2013 y 11.09.2013)

En esta sección de “Actualidad”

  • “Seguridad pasiva secundaria en colisión frontal” (29.10.2014)
  • “Dimensiones del automóvil” (3.06.2016)
  • “Sustitución de elementos SRS post colisión” (22.02.2017)

En la sección “Evolución de órganos y elementos”

  • “Geometría de suspensión y dirección (21.09.2016)

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.